sábado, 14 de agosto de 2010

Los Fantasmas del Orfanato


En ocasiones ellas han acabado acaparando todo el protagonismo e incluso quitándoselos a los propios actores de carne y hueso. Hablamos de la arquitectura del horror, porque desde el principios del tiempo, desde los inicios del arte cinematográfico, algunas casas se han convertido en un icono, en parte fundamental de la propia trama, su estructura, atmosfera, los detalles, la decoración parecían realmente tener vida propia. Quien no recuerda las escenas de “La Semilla del Diablo” (Rosemary´s Baby), ese edificio celebre y emblemático “El Dakota”. Quien no recuerda escalera que daba a la habitación del personaje interpretado por Linda Blair, la niña protagonista del exorcista. Casas que son algo más que simples decorados.

Niños, ruidos, lamentos, voces, apariciones, y ante todo, eso, una vieja casa, que durante el 2007 batió todos los records de taquilla que eran posibles, pero en ella no solo se destaca el buen trabajo de sus actores, como lo intrigante de su historia, no cabe duda que “El Orfanato” ha sido la película de moda del cine español. Pero no todo aquello que aparece en la película es fruto de la imaginación de un guionista de cine, la casa en la que se desenvuelven los hechos es totalmente real. Aquella casa se construyó en 1898, El Palacio de Partarriu, en Llanes, Asturias, fue no solo un hospital durante la Guerra Civil Española, sino que también fue un orfanato. 
Durante el rodaje de este film dirigido por Juan Antonio Bayona, muchos fueron los fenómenos paranormales que se manifestaron en aquella antigua edificación según la información recogida por la prensa local asturiana. Sergio Sánchez, el guionista del film, quien trabajo en el guión dentro de aquella casa vio la imagen de su abuela quien había muerto 15 años atrás, así como el propio Bayona aseguró haber visto un rostro fugaz en el ventanal del torreón, así como incluso ruidos en la segunda planta donde habían fotos bastante impactantes de tema lúgubre y de muerte. Belén Rueda, la protagonista se negaba a ir al baño destinado para los actores pues decía que escuchaba ruidos.

Una casa que ha sido escenario de varias películas y que en poco tiempo se convertirá en un lujoso hotel. Un lugar con una magia capaz de atrapar la mirada y la atención de todos aquellos que pasan cerca. Lo que ocurre con la película “El Orfanato” se puede analizar dentro de diferentes perspectivas: 1 El tremendo éxito a nivel mundial, 2 y otra más sutil y es esa que nos indica que algunas obras tocan las fibras más sensibles del prototipo del inconsciente colectivo, es como si miles y millones de personas de diferentes creencias, de diferentes perspectivas ante el misterio se hayan sentido azotadas por un mensaje que se esconde tras esta película.
Juan Antonio Bayona, director
Entre las muchas historias creadas alrededor de este filme, una persona que se presento en la premier en España, le aseguro a Juan Antonio Bayona, que se había criado en aquella casa cuando era un orfanato, y que la película le había ocasionado una gran impresión. En 1951 en esta edificación también se habla del caso de una mujer filipina que aseguraba que un ente la había atacado, y fue considerada loca, al poco tiempo la policía fue testigo de cómo alguien más había sido atacado por este supuesto ente.

Historias sobre orfanatos hay muchas, entre ellas está el caso de La Casa Cuna de Cádiz en 1947, que a raíz de una gran explosión donde murieron 22 niñas, la madre superiora, 3 religiosas y 11 voluntarias, se hablan de fenómenos paranormales, lamentos de los niños que ahí perecieron, así como en el cementerio donde estos niños habían sido enterrados.
En la ciudad de Gettysburg, E.U., un orfanato dirigido por una dura mujer llamada Rosa Carmichael, también ha sido protagonista de fenómenos paranormales. Todo fue a raíz de una guerra donde murieron miles de soldados, y sus hijos fueron enviados a este orfanato donde eran maltratados, encadenados y muchos de ellos morían congelados cuando eran sacados de las instalaciones durante el invierno. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.